Guardar

Guardar

Guardar

Mi año sabático en Francia

Juan Andrés Ariza

 Mi nombre es Juan Andres Ariza y tengo 19 años.

Después de graduarme del colegio, decidí tomar la oportunidad de irme a estudiar Francés a la ciudad de París como parte de un año sabático y puedo decir que fue una de las mejores decisiones de mi vida. Viajar y conocer otra cultura me ha hecho crecer como persona en todos los aspectos, conocer e interactuar con una cultura diferente ha sido muy enriquecedor. No puedo negar que al principio vivir solo en un país extranjero sin hablar el idioma fue bastante duro, más aún por el frío invierno y  tener que cocinar sin saber nada, pero con el tiempo me fui acostumbrando a las maravillas que Francia y sobretodo París tenía para ofrecerme. Conocí muchos museos y visite absolutamente todos los parques y lugares característicos de esta bella ciudad. Desde la torre Eiffel hasta el mítico parque de Luxemburgo, París está llena de sorpresas y pasatiempos, muy buenas discotecas y restaurantes, que aproveche al 100% durante mi estadía. El ambiente de fiesta, aún que un poco caro, es de los mejores del mundo, nada como ir una noche de baile a los campos elíseos.  Llegue de París impregnado de su filosofía de vida, su moda, su cultura literaria y artística inmortalizada en personajes como Víctor Hugo, así como  de sus aires bohemios y sus barrios llenos de diversidad y gente de todas partes. También amplíe mi círculos de amistades y conocí personas provenientes de todas partes de Europa y Latinoamérica cosa que jamás había hecho. Ahora mi red de amistades es extendida y va a través de muchos lugares. Aprendí un poco de muchos idiomas, sobre todo alemán, griego e italiano, y conocí acerca de personas que viven una vida completamente distinta a la mía en Bogotá, que gran manera de abrir los ojos!. Mi estudio de francés me dio un conocimiento inigualable sobre la historia de Francia y de Europa en general he incluso aprendí de mi propio idioma. El francés amplio mis fronteras ideológicas y me permitió experimentar aquello que solo se entiende en ese idioma;  la revolución francesa, las ideas  originales de libertad e igualdad, son cosas que solo se llegan a entender en su idioma natal. Para mí este viaje cambio mi vida completamente, y me permitió mucho tiempo para reflexionar y mejorar como persona. Le agradezco muchísimo a Mundo Destinos por darme la oportunidad de hacer este viaje posible y de hacer mis sueños realidad, hoy en día soy diferente gracias a esto y eso algo que jamás olvidaré. París es una ciudad absolutamente mágica, un lugar que vale la pena recorrer al menos una vez en la vida!


Juan Andrés Ariza

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Copyright © 2017. Mundo Destinos Todos los derechos Reservados.